Con el Manual de Imagen Física he podido conocer las prendas y colores que me favorecen y me ayudan a proyectar la imagen que a mi me interesa. Además, he optimizado las prendas que ya tenía, desechado las que definitivamente no fueron buenas compras y hoy por hoy pongo mucha más atención al adquirir alguna prenda; evitando además compras de impulso.